Opiniones Cine 05-18-2024 a las 10:00 comment views icon

Crítica de cine «Boy Kills World»

author avatar
https://itc.ua/wp-content/uploads/2022/09/InShot_20211019_133817124-96x96.jpg *** https://itc.ua/wp-content/uploads/2022/09/InShot_20211019_133817124-96x96.jpg *** https://itc.ua/wp-content/uploads/2022/09/InShot_20211019_133817124-96x96.jpg

Denis Fedoruk

Autor de artículos y reseñas

Crítica de cine «Boy Kills World»

El 16 de mayo, los cines comenzaron a proyectar la película de acción y comedia «Boy Kills World» protagonizada por Bill Skarsgard. En la siguiente reseña, te contamos por qué es mejor no llevar a tus hijos a la proyección y cómo el antiguo Pennywise parece un musculoso héroe de acción.

Crítica de cine «Boy Kills World»

buen ritmo; mucha acción sangrienta, que es de lo que trata el cine; buen humor hasta cierto punto;

Lo que se suele considerar defectos (absurdo extremo, crueldad injustificada por el mero hecho de serlo, falta general de pretensiones, etc.) en películas de este tipo son atributos del género, por lo que estos inconvenientes son puramente condicionales;

5/10

«Boy Kills World»

Género comedia distópica película de acción
Director Moritz Mohr
Protagonistas Bill Skashgård, Jessica Roth, Yayan Ruhian, Sharlto Copley, Michelle Dockery, Famke Janssen
Estreno cines
Año de emisión 2024
Página web IMDb

El chico sin nombre, que es el tipo del título, tuvo la mala suerte de nacer en distópico El Infierno, una ciudad gobernada por la cruel familia Van Der Koy, liderada por su enloquecida tía Hilda. Una vez al año, estos inhumanos organizan un espectáculo de ejecución, que incluye un estrambótico reality show televisivo, para mantener el poder bajo su control, intimidar a la sociedad y destruir a todos aquellos que no estén de acuerdo. La familia del chico, o Boy, también es un objetivo: su madre y su hermana mueren a manos de Hilda, y él se queda sordo y mudo.

Pero el chico consigue sobrevivir a la tragedia, y entonces se encuentra bajo la tutela de un misterioso chamán, maestro de artes marciales y adicto a los alucinógenos. Éste comienza a enseñar al chico las técnicas sagradas de la flagelación y endurece su mente y su cuerpo para que un día pueda vengar la muerte de su familia. Pasan los años y el frágil muchacho se convierte en un tío adulto, mudo y con una musculatura impresionante. Ahora está listo para destruir a aquellos que arruinaron su vida. O al menos eso cree.«Пробивний чувак»«Boy Kills World», que supone el debut en el largometraje del director alemán Moritz Mohr, con el productor Sam Raimi (de ahí la escena «rise from the grave»), es una combinación de película de acción cómica y elementos distópicos. «Los juegos del hambre» bajo mínimos, multiplicado por el hardcore «John Wick», cuya estética es más o menos imitada por un montón de películas de acción de los últimos años — de Netflix «Extraction» hasta la reciente «Monkey Man». Eso si hablamos de la película en lenguaje humano normal. Pero aquí sería inapropiado. Este tipo de retórica es mucho más auténtica:

«Boy Kills World» — es cien por cien despiadada y lo más insensata posible, indescriptiblemente sangrienta y de un mal gusto sin pretensiones, con una violencia exagerada y sin frenos, que además tiende al estilo de los videojuegos beat ‘em up. No es de extrañar que el sordomudo Boy piense con la voz que oía en su juego de lucha arcade favorito (los creadores cuentan con la ayuda de la voz en off del cómico estadounidense Harry John Benjamin).

«Пробивний чувак»
Tras una breve presentación de los personajes, la trama nos traslada al escenario de la inhóspita selva, donde Mor se dedica a un vandalismo caricaturesco. El ambicioso luchador debe pasar por muchas pruebas de su sabio mentor para prepararse para la batalla de su vida. Así es como el chico se convierte en un hombre o, haciendo un guiño a los localizadores, en un Dude, aunque no tan icónico como Lebowski, pero listo para nuevos logros.

Cuando por fin llega el famoso juego de acción, debes comprender de inmediato que Boy «está completando la misión» con trampas, porque ninguna arma de fuego, ni siquiera los disparos a bocajarro, pueden igualar su inigualable parkour.

Mientras tanto, la brutalidad hiperbólica de las escenas de lucha no se sustenta en ningún tipo de ingenio de puesta en escena; ya hemos visto muchas veces todos estos planos dinámicos de cámara alrededor de los personajes, caras ensangrentadas hechas pedazos, cientos de extras y herramientas de matanza improvisadas.«Пробивний чувак»
Para estar a la altura de sus famosos colegas como Wick, capaces de matar a golpes un libro de texto escolar, el héroe de acción local utiliza, por ejemplo, un rallador de cocina. Y en una de las escenas aparece de repente una zanahoria sacada directamente de la película de acción «Shoot ‘Em Up», en definitiva, claramente más inventiva y banal que «Boy Kills World».

También hay lugar para la diversión, algo vital en una situación como ésta. Debido a un trauma infantil, Boy está bastante fuera de sí, por lo que cada vez que puede ve a su hermana pequeña, lo que provoca situaciones divertidas. Pero esta técnica sólo funcionará hasta que tú personalmente quieras hacer con el personaje lo que un payaso bailarín suele hacer con los niños Pennywise.

Incluso antes del clímax, el fervor cómico de los realizadores se desvanece, dando paso a su majestad el Twist y a una seria batalla contra el jefe final. El primero no es tanto una sorpresa como una dramatización de la trama, poco apropiada para este tipo de película. La segunda apela a los mejores ejemplos del género slasher, y aunque la producción está a la altura, la lucha no es tan impresionante.

«Пробивний чувак»
Bill Skashgård encaja bien en la imagen de héroe de acción mudo y, con una trama adecuada, puede contar con el apoyo del público (esperemos que en el futuro «The Crow» y así será). Yayan Ruhian era un actor de categoría incluso antes que tus yonquis en «The Raid», y aquí se limita a hacer de las suyas. No hay mucho que decir de la protagonista de la comedia slasher «Happy Death Day», Jessica Roth, porque se pasa casi todo el tiempo con casco. Famke Janssen vino a tomar un café. En algún momento, un hombre de un anuncio de Old Spice aparecerá en el encuadre.

«Boy Kills World» no rehúye el hecho de que se trata de un entretenimiento de baja estofa, una risa desenfadada mezclada con un festival gore sin sentido. Y este es precisamente el caso en el que esto suena como un cumplido. Así que si te gusta este tipo de ocio puro y sin complejos frente a la pantalla, como se suele decir, por qué no. Si no — no te acerques ni a un kilómetro de esta película.

«Boy Kills World» pretende ser un entretenimiento sin pretensiones, por lo que dependerá de tu tolerancia personal a las ridículas y (a veces) hilarantes locuras de la pantalla.


Loading comments...

Spelling error report

The following text will be sent to our editors: